Renomar | Comunicado de RENOMAR ante la muerte de buitres en las zonas próximas a los parques eólicos de Morella
129
post-template-default,single,single-post,postid-129,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,qode-page-loading-effect-enabled,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Comunicado de RENOMAR ante la muerte de buitres en las zonas próximas a los parques eólicos de Morella

Ante las noticias aparecidas hoy vinculando la muerte de 9 buitres a la puesta en marcha por parte de RENOMAR de sus parques eólicos en Morella, la compañía quiere destacar que en ningún momento la muerte de estas aves ha estado causada directamente con los parques eólicos.

La muerte de estas aves se debe fundamentalmente al vertido (o abandono) de animales muertos en el entorno de los parques. Estos animales muertos proceden del ganado que pasta en la zona y que muere y se abandona, o bien a los vertidos ilegales de animales procedentes de granjas de las cercanías.

Este hecho viene agravado por una normativa sobre gestión de animales muertos aprobada recientemente en Aragón que ha provocado la clausura de vertederos y muladares (comederos) existentes en los municipios de Teruel próximos a las zonas 1, 2 y 3 del Plan Eólico Valenciano. Este hecho ha provocado una disminución importante de los recursos tróficos de la zona y que la población de buitre de la comarca del Maestrazgo de Teruel se desplace diariamente en búsqueda de alimento cientos de quilómetros hasta nuestra comunidad. Muchos de estos buitres presentan además un cuadro de desnutrición y debilidad y por lo tanto menor capacidad de respuesta para sortear obstáculos durante el vuelo.

La mortalidad hasta ahora registrada ha sido además favorecida por la especial climatología que se ha vivido en la última quincena de octubre y los primeros días de noviembre: fuertes vientos en las cumbres y contrastes térmicos acusados que provocan alta variabilidad de la fuerza y dirección del viento.
La incidencia en el resto de aves rapaces de la zona ha sido nula. No se puede afectar al águila perdicera, como se ha afirmado, por no existir en esa zona de la geografía de la Comunitat Valenciana. Las poblaciones más cercanas de esta especie se encuentran a más de 20 km de los parques eólicos de RENOMAR. Tampoco se ve afectada el águila real ya que nuestros parques se ubican alejados de las zonas de nidificación y de alimentación.

RENOMAR, desde el inicio de su actividad, ha venido desarrollando un plan de conservación de la población de buitres de la comarca. En las zonas de mayor tránsito de buitres, los aerogeneradores se han marcado con franjas negras discontinuas para favorecer su visibilidad por parte de las aves. Por otra parte, se han aperturado huecos libres de aerogeneradores en las zonas de mayor tránsito. En RENOMAR hemos construido muladares en puntos estratégicamente ubicados para favorecer la alimentación de los buitres sin que se vean afectados por nuestros parques. Además, se realiza constantemente un control exhaustivo de los movimientos de las aves.



Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una mejor calidad de servicio. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso. Leer más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar